¿Cómo proteger a su familia?

Probablemente ha escuchado historias sobre niños y adolescentes que han sido explotados por medio de la Internet, ya sea por insinuaciones de adultos aprovechados o por exposición a materiales violentos o sexuales. Tomando en consideración las decenas de millones de muchachos que hacen uso de la Red a diario, la frecuencia de estos incidentes es relativamente baja. No obstante suceden.

Sitios o portales como MY Space.com que están dirigidos a los adolescentes, son un magneto para los depredadores sexuales que tratan de obtener la amistad de los jóvenes y quieren conocerles en persona. Los mensajeros instantáneos son otro medio de que estos adultos inicien contacto en línea con estos muchachos.

Mientras que es una realidad el que una diversidad de materiales inapropiados se encuentran a fácil acceso dentro de la Internet, este tipo de contenido representa solo una fracción de la vasta colección de buena información que existe en línea. La posibilidad de que un pequeño accidentalmente tropiece con materiales inapropiados es muy baja, ya que muchos de estos sitios o portales claramente despliegan advertencias y requieren que los visitantes se registren y proporcionen un número de tarjeta de crédito para verificar su edad. Desafortunadamente, un número reducido de incidentes de alto perfil, oscurecen el hecho de que la Red también ofrece una variedad de recursos extraordinarios para ambos, los adultos y los niños, razón esta por la que el acceso a la Internet es una de las prioridades principales de las escuelas alrededor del mundo.

Aquí le damos varios pasos fáciles de seguir para mantener a su familia segura:

  1. Use su sentido común. No permita que sus hijos se conecten a la Internet sin su supervisión.
  2. Produzca una palabra clave para su computadora. La creación de esta palabra o código permitirá que no puedan tener acceso a la Internet cuando usted no les este vigilando.
  3. Vigile su actividad. Pregunte a sus hijos que sitios o portales quieren visitar y porqué. Instale la computadora en un área común para que pueda mantener la vigilancia. Revise la lista de los sitios o portales que han visitado.
  4. Imponga límites. Depende de usted el determinar cuando puedan entrar en línea sus hijos y cuanto tiempo puedan estar en la Internet.
  5. Utilice filtros de seguridad. Aunque no sea un bloqueo perfecto, usted puede bloquear los sitios o portales que desee. Aquí le sugerimos algunos de los productos que puede evaluar:
  6. Exija a sus hijos a que se adhieran a estas reglas:
    • Nunca den un número de tarjeta de crédito en línea o vía correo electrónico.
    • No proporcionen ninguna información personal sin su aprobación. Esto incluye el incluir datos personales y fotografías en una página de la Red.
    • Asegúrese de que le informen de inmediato si encuentran algún material que les haga sentir incómodos.
    • Qué nunca se entrevisten con desconocidos que han conocido en línea a no ser que usted esté presente o de su consentimiento.